inversión

Diamantes y oro, la gran inversión

Hoy no solo os vamos a hablar de joyas y diseño, sino también para estos tiempos revueltos y de crisis, de inversión.

 

En nuestra firma, dedicada ya desde hace dos décadas al diseño y comercialización de piezas de alta joyería, fabricadas principalmente en oro de Primera Ley y con piedras preciosas de primer rango, destacando la gema principal los diamantes.

 

Nuestras joyas, por ello, no solo te ofrecen un complemento perfecto para tus looks de fiesta o de diario, con increíbles diseños realizados por nuestros artesanos joyeros, sino que al adquirirla estarás haciendo, sin duda, una gran inversión, ya que compraras al mejor precio. Además, sus componentes de oro y diamantes se encuentran en constante revalorización.

 

Pero te contamos como nuestra joya, ese diseño que tanto te gusta, puede, además, ser una muy buena inversión en momentos de crisis.

 

Por un lado, los diamantes, la gema más importante y apreciada, en el mundo de la joyería, siempre se encuentra en constante revalorización.

El mundo de los diamantes en su origen, es decir, desde su extracción, está firmemente controlado por el sindicato del diamante DTC, antigua Debeers, que no solo vela que cumplan sus DTC rules para luchar contra los diamantes de sangre, sino que canaliza de forma ordenada y estricta la comercialización de los diamantes en todo el mundo, controlando la oferta y la demanda.

Este estricto control realizado a través de los Sightholders, unas 60 multinacionales designadas para poder adquirir los diamantes en bruto de la DTC, hace que su precio quede totalmente controlado, no depreciándose en ningún momento, ni siquiera en época de crisis.

Esta canalización de la comercialización de los diamantes nos garantiza un control de calidad de las gemas que recibimos y de su precio, revalorizando nuestra joya día a día.

Al adquirir una joya en nuestra firma, estás comprando diamantes adquiridos de forma directa a los principales sightholders, sin intermediarios ni comisiones adicionales que encarezcan el precio final.

Así, la compra al precio más bajo, nuestra inversión y revalorización de nuestra joya está garantizada.

 

 

Por su parte, el oro usado en nuestras joyas, oro de Primera Ley o de 18 quilates, con ¾ partes de su composición de oro puro, siempre ha sido objeto de inversión, y un valor que cotiza en los ámbitos bursátiles internacionales.

El oro de nuestras joyas, en la última crisis vivida recientemente en nuestro país, y en el mundo en general,  con las crisis bancarias y las burbujas inmobiliarias, ha servido en muchos casos como recurso inmediato para hacer frentes a pagos de nuestra vida habitual, como recibos de colegios, alquileres, etc, en aquellos casos de necesidad.

Fue la época de la aparición masiva de los conocidos como compra oro, negocios que nos proporcionaban liquidez inmediata por nuestras joyas.

El oro de 18 quilates, pese a fluctuar más su valor que el de los diamantes, siempre es una garantía de inversión, reconocido como producto refugio frente a los momentos de crisis.

 

 

Desafortunadamente, estamos viviendo la pandemia del coronavirus, un estado de alarma que nos tiene confinados en casa y la paralización prácticamente total de nuestra economía.

Superaremos juntos esta grave situación, pero es cierto que las consecuencias perjudiciales para nuestra economía serán patentes a corto plazo y se extenderán durante bastante tiempo.

Es ahora más que nunca que nuestras joyas adquiridas y las que podremos comprar, se convertirán, no solo, en un complemento ideal para cuando recobremos nuestra vida normal, sino un valor seguro para los tiempos más duros a nivel económico, que por desgracia, derivarán de esta situación.

 

Por eso, desde nuestra firma seguiremos trabajando para que puedas, durante esta crisis sanitaria, adquirir online esas joyas que tanto te gustan y que se revalorizarán día a día.

 

 

Deja un comentario

*
*