¿Cómo se crea una joya en oro?

Las joyas son esas piezas increíbles, que hacen feliz a cualquier mujer, ya que no solo son belleza, lujo y estilo, sino una muestra clara de nuestros sentimientos, y su significado y simbología puede ir mucho más allá.

Pero cuando la vemos en el escaparate de una joyería, no sabemos el largo y complejo proceso que ha sucedido, desde el origen, desde la primera idea hasta ese momento.
Todo empieza por el espíritu creativo de nuestro equipo de diseñadores, con una idea o una imagen que se plasma como de la forma más común, con un papel y un lápiz.

De esa idea pasamos a otro nivel, en el que creamos un diseño informatizado, donde se aúnan la perfección del render informático elaborado por nuestros programadores y las sugerencias técnicas de nuestros maestros joyeros, con sobrada experiencia gracias a su larga trayectoria en el mundo de la fabricación de joyería.duyos-8-solitario-renderUna vez el render está creado, aplicando las últimas tecnologías, formamos la reproducción en 3 dimensiones de este, en cera de fundición. Esta cera de fundición es una reproducción física y exacta del diseño de la joya, que directamente va a servir de modelo inicial del caucho del diseño. Es decir, con ella crearemos el molde a partir del cual se fundirán las sucesivas piezas de la producción de este diseño en concreto.
Una vez tenemos el caucho, que como hemos visto es la base para obtener tantas ceras como piezas queramos fabricar, pasamos a la creación del árbol de fundición, que consiste en la creación de una base similar a un tronco de árbol en cera, del que salen en forma de ramas todas las ceras de los modelos que deseemos fabricar.
El árbol de cera se introduce en un cilindro que se rellena con una escayola resiatente al calor, llamada revestimiento.
Una vez creado el cilindro, se introduce en el horno, donde se inyecta el oro fundido, que irá avanzando fundiendo la cera y sustituyéndola en su lugar, para así crear un árbol de oro.
Finalizado el proceso de fundición con el enfriamiento, cortaremos cada una de las joyas, separándolas a través de los bebederos o ramificaciones.

Una vez tenemos la joya en vasto, procederemos a pasarla por diferentes estadios de pulido, tanto manual como mecánico a través de tambores de pulido, para obtener una pieza brillante y con lustre preparada para el montaje.

El montaje de la joya, consiste en la selección por nuestro equipo de gemólogos de los diamantes y piedras preciosas, que conforman el diseño de la joya.
Esta selección se basa en los tamaños de las gemas y características de color, pureza y talla, eligiéndolas una a una de forma precisa para que encajen de forma exacta en el diseño de la joya.
Si quieres verlo con tus propios ojos, echa un vistazo al vídeo que hemos grabado para ti, en el que podrás ver de forma clara en qué consiste este complejo y artesanal proceso.


Con la selección de las gemas, pasaremos al proceso de engastado o unión de estas a la montura del diseño.
El proceso de engarzado es realizado por nuestro set de engastadores profesionales, para darle el acabado perfecto a la joya, que culmina con el pulido, y en el caso del oro blanco el baño final en rodio.

Como hemos podido ver de forma resumida, la creación de una joya en oro y diamantes es un proceso arduo, largo y complejo, donde se mezcla la artesanía con la aplicación de los últimos avances tecnológicos, y donde interviene un amplio espectro de profesionales, para obtener una pieza de alta calidad, y gracias a los competitivos precios de Navas Joyeros, al alcance de todo el mundo.

¿Quieres ver como quedaría finalmente tu joya de diamantes tras todo este proceso?
Tan sólo tendrás que echarle un vistazo a la colección de joyería de la firma, en donde encontrarás una amplia selección, con increíbles modelos que te encantarán.