Como limpiar mi anillo de compromiso

Ya lo tienes, ya lo luces en tu mano, brillante, reluciente, es tu anillo de compromiso. Sí, él ya te lo ha pedido y empieza la cuenta atrás para la boda. Pero no solo deseas que tu anillo de pedida esté reluciente ese día sino para el resto de tu vida.

 

Como sabes las joyas realizadas en oro de 1 ley se deterioran con el uso, bien con golpes o arañazos, bien tomándose el metal con el paso del tiempo, incluso el diamante dada su naturaleza grasa atrae toda las suciedades y el polvo.

 

Por ello, y para que siempre tengas tu anillo de compromiso con un aspecto perfecto y reluciente, te ofrecemos el mantenimiento de tu joya por parte de nuestros profesionales en joyería, pero además el primero de estos mantenimientos será sin coste para ti.

 

El mantenimiento que llevaremos a cabo sobre tu joya será sencillo y efectivo. Al tratarse de oro de 18 quilates, primero realizaremos un pulido exhaustivo para eliminar golpes, arañazos o cualquier otro daño sufrido por el uso cotidiano de la pieza.

 

Si además se trata de oro blanco de primera ley, someteremos a la pieza a un baño de rodio, proceso necesario para toda joya realizada en este metal precioso y así reponer su estado y lustre original.

 

Como ves es cómodo y fácil con Navas Joyeros mantener tu anillo de compromiso como el primer día, pero seguro que quieres participar en que tu anillo de pedida esté perfecto día a día.

 

Puedes sobre todo mantener limpia la joya de cara a que el diamante brille en toda su intensidad, pero seguramente poco se puede hacer ante los daños que sufra la montura por el uso, ya que para ellos sólo existe la intervención de profesionales de joyería.

 

Para mantener tu diamante y corindones, zafiro y rubíes en todo su esplendor te vamos a dar un método de limpieza casero, que no debes aplicar a otras gemas.

 

En una cubeta de agua introduce un pequeño chorro de lavavajillas y una cucharadita de amoniaco. El objetivo es desengrasar el diamante, principalmente para quitarle la suciedad que impide que pueda brillar en intensidad. Se frota la pieza con un cepillo de cerdas naturales para evitar que se arañe el oro. Se aclara bajo el grifo, y se seca con un paño que no deje rastro, tipo el de limpiar los cristales.

 

Con este sencillo método casero, realizándolo de forma periódica cada quincena, podrás ayudar a que tu anillo de compromiso se mantenga como nuevo.

 

De todas maneras, en nuestra firma podrás mantener tu anillo de compromiso perfecto y brillante gracias a nuestros mantenimientos profesionales.

Deja un comentario

*
*