¿Sabes como se pone a talla un anillo de compromiso?

Una de las dudas más habituales entre nuestros clientes y todos aquellos que visitan nuestra joyería online, es conocer como se pone a medida su anillo de compromiso. Acertar con la talla de nuestro anillo de pedida no es tarea fácil y no es algo que se pregunte todos los días o se sepa, hasta el momento que realmente nos hace falta. Incluso teniendo una orientación, el dar con la medida de dedo exacta es tormentoso para más de uno.

Por eso, nuestra firma ante esta dificultad, te ofrece el primer cambio de talla totalmente gratuito, aunque sabemos que la mayoría deseáis acertar a la primera con la medida.

Por eso, te ofrecemos sistemas caseros para poder acertar la talla de nuestra pareja, como medir con una regla el diámetro interno de un anillo de referencia, o un medidor con sombreados para poder comparar con una sortija suya, entre otros.

También familiares o amigas nos pueden ayudar, aunque el efecto sorpresa e íntimo de la pedida a veces lo impide, incluso ella, en ocasiones nos ha podido lanzar indirectas (muy directas) de su talla de dedo anular.

Pero sea como sea, el saber en caso que no hayamos acertado a la primera con la talla, como se pone a medida un anillo de compromiso, es algo que realmente nos importa. Esto será porque quizás tememos que se estropee la joya o los diamantes.

Para que estéis tranquilos, os vamos a explicar el proceso de cambio de talla en el anillo de compromiso, dejando claro que nuestra firma no lo lleva a cabo, si el error en la medida supera entre los 4 ó 5 numeros de diferencia. En estos casos optamos por fabricar una montura a medida y reengastar los diamantes en la nueva joya.

Entrando en el proceso de como poner a medida uno de nuestros anillos de compromiso, debemos diferenciar entre agrandar o reducir la joya.

Agrandar o achicar se inician de la misma forma comprobando la diferencia de números entre la talla ideal y la que se desea, y también en ambos se corta con la ayuda de una sierra de pelo se segueta el anillo de compromiso por la parte inferior del brazo.

En el caso de achicar, se cortaría el sobrante desde la apertura realizada, y en el agrandado, se introduciría en el corte un “tocho”, así se denomina al trozo de oro de ley preparado en forma y grosor para adaptarse a la joya de pedida y aportar los números que falten.

En ambos casos se suelda el corte o el tocho a la pieza gracias a la soldadura de oro, es decir, una especie de adhesivo de oro para unir las partes de una joya con ayuda de un soplete, es decir mediante calor.

Es lo que se conoce como “correr soldadura

Por último se repasa y pule hasta que el corte o el sobrante desaparezcan, quedando un anillo de compromiso uniforme, perfecto en lustre y bello en acabado.

En el caso de que el anillo de compromiso estuviera fabricado en oro blanco de 18 quilates, pasaríamos a finalizar el proceso del cambio de talla con el rodinado.

Como veis el proceso de ajuste de talla no es complejo si esta realizado por experimentados profesionales, con las técnicas y maquinarias mas avanzadas como lo llevan a cabo los artesanos joyeros de Navas Joyeros.

Este proceso de cambio de talla puede dificultarse y convertirse en más complejo, si el anillo de compromiso cuenta con gemas más delicadas como la esmeralda, en comparación del diamante.

De esta forma, creemos que queda claro que el cambio de talla de nuestro anillo de compromiso es un proceso habitual y que realizado por profesionales, no afecta a la estética, belleza, acabado, y lustre de la joya ni a la sujección o brillo de los diamantes y las piedras preciosas.

Por lo que, el no saber la talla, ¡no es excusa para no pedírselo!