mano anillo de esmeralda

5 trucos para elegir tu anillo de compromiso con esmeralda perfecto

Si estás convencido y tu elección es un precioso, original anillo de compromiso con esmeralda, lo primero de todo darte la enhorabuena, ya que sin duda esta es una de las piedras preciosas de color más apreciada en la creación de piezas de alta joyería, considerada de primer orden, por su belleza y valor, por otro lado, queremos darte una serie de consejos a la hora de adquirir tu anillo de compromiso con esmeraldas ideal, con el que tu pedida de mano sea todo un éxito.

Para adquirir tu anillo de compromiso con esmeralda perfecto, té damos estas 5 pautas:

La primera pauta hace referencia como es normal a la esmeralda, gran protagonista de la joya de pedida. La esmeralda tiene que ser de muy buena calidad y por supuesto natural.

Nuestras esmeraldas son elegidas de entre las de mejor color, tallado y por supuesto son gemas naturales no sintéticas y sin tratamientos ilegales o no autorizados en el mundo de la alta joyería. Estas esmeraldas tienen un color verde intenso hierba, distribuido de forma homogéneo y con un tallado perfecto para ver la belleza de la gema en su cristalización.

Una segunda pauta es el color de la esmeralda, la esmeralda puede variar en mucho la tonalidad del color verde según su procedencia.

Nuestros anillos de compromiso con esmeralda solo tienen esmeraldas procedentes de Colombia y ciertas zonas de Brasil, consideradas las más bellas por su característico tono verde hierba intenso. De todas formas, entendemos en nuestra experiencia de más de dos décadas en la creación de anillos de compromiso que cuando tratamos de piedras preciosas de color y en concreto en esmeralda, son los clientes los que tienen su preferencia en cuanto a la intensidad del verde.

La tercera pauta que te recomendamos se refiere a la pureza de la esmeralda del anillo de compromiso. Hay que recordar que para confirmar que una esmeralda es natural debe tener entre otras cosas inclusiones en su interior al que se le denomina jardín.

Si una esmeralda está completamente limpia debemos poder sospechar que se trate de una gema natural, evidentemente la situación del jardín en la gema o su densidad influye de forma manifiesta en la calidad de la esmeralda, siendo mejor que este ladeada y no sea muy compacta.

En las esmeraldas que forman parte de nuestros anillos de compromiso, quedan reflejadas en su correspondiente certificado gemológicos de garantía.

Una cuarta pauta es la confección del propio anillo de compromiso y el engastado de la esmeralda del resto de diamantes que forman parte del diseño de la joya. La fabricación del anillo de compromiso de esmeralda debe realizarse como cualquier pieza de alta joyería bajo los más exigentes requisitos de calidad y acabado.

Estos requisitos son cumplidos a rajatabla por parte de los maestros joyeros de nuestra firma, obteniendo joyas de pedida perfectas y bien realizadas, pero dentro de la producción de un anillo de compromiso de esmeralda uno de los apartados más complicados de llevar a cabo es el engastado de la esmeralda en el propio anillo.

La esmeralda es una gema muy delicada, con un grado de dureza muy inferior al diamante, al zafiro o al Rubí. Esto supone que su engastado requiere de maestría y precisión por parte del engastador para dejarla perfectamente unida a la montura del anillo de compromiso, sin quebrar o romper la gema.

Nuestra experiencia en el engastado de esmeraldas en anillos de compromiso está más que contrastado después de más de dos décadas llevándolo a cabo con gran éxito. Por último, el cuidado del anillo de compromiso con esmeraldas.

A colación de lo mencionado en la pauta anterior, la esmeralda es una piedra preciosa muy delicada, por ello requiere de un cuidado muy especial distinto al de los anillos de compromiso de diamantes o de zafiro y rubíes, para mantener nuestro anillo de compromiso de esmeralda al día, aparte de los mantenimientos profesionales que te ofrece nuestra marca, del que el primero es gratuito, debemos realizar un cuidado de la esmeralda a titular particular.

La esmeralda aparte de frágil, es porosa, uno de los motivos de su facilidad a quebrarse, por ello recomendamos un baño de nuestra esmeralda en aceite de cedro para que conserve su hidratación, su belleza y color.

Para hidratar las esmeraldas de forma casera basta con la ayuda de un bastoncillo, hidratar con aceite de cedro sobre todo en la faceta principal o tabla, puesto el anillo compromiso con la esmeralda hidratada bajo un foco de luz durante diez minutos para que con el calor el aceite penetre, basta que después limpiemos los restos de la substancia no absorbida este, mantenimiento nos garantiza una esmeralda plena de vida y de intenso color verde.

Estos son las cinco pautas que te recomendamos para que tengas un anillo de esmeralda perfecto, bello, lleno de brillo y de color.

Te mostramos algunos ejemplos:

IBAGUE, anillo con esmeralda

El Modelo IBAGUÉ es un bello anillo con esmeralda y diamantes, fabricado en oro de Primera Ley. Se trata de una joya con un diseño tradicional en orla, que combina el verde intenso de la piedra preciosa, con los diamantes de primera calidad.

Sortija de esmeralda y diamantes modelo IBAGUÉ

IBAGUE, anillo con esmeralda

CAUCA, anillo con esmeraldas y diamantes

El modelo CAUCA es un anillo con esmeralda y diamantes en oro de Primera Ley. Es una bella joya de corte clásico, actualizada con una perfecta elaboración, lo que hace que sea una opción perfecta para regalar en una ocasión especial; incluso en una pedida de mano.

Sortija de esmeralda con diamantes modelo CAUCA

 

CAUCA, anillos con esmeraldas y diamantes

CALI, anillo con esmeraldas y diamantes

El Modelo CALI es un anillo de esmeralda con diamantes, realizado en oro de Primera Ley, que cuenta, con un diseño vanguardista. Así mismo, es una joya perfecta para aquella mujer que busca huir del clásico montaje de las sortijas de esmeralda y diamantes, manteniendo la elegancia y la belleza de la combinación de estas gemas.

 

Sortija de esmeralda con diamantes modelo CALI

CALI, anillo con esmeraldas y diamantes