Tipos de piedras preciosas

Las piedras preciosas son, desde los primeros tiempos de la joyería, las amigas perfectas de los diamantes, en la confección de las joyas, destacando como más destacadas, las famosas gemas preciosas de color: Rubi, Zafiro y Esmeralda.

Las piedras preciosas de color, de alto estading, pueden alcanzar altos valores similares a los diamantes y su calidad viene determinada por la localización geográfica de donde son extraídas, algo similar a la denominación de origen de los vinos.

En el caso de las esmeraldas, las más valoradas son las colombianas, con un intenso verde “hierba”, denota su autenticidad, por las inclusiones interiores de la gema piedra de color  , el denominado “jardín”, así como el brillo de su talla, como la intensidad y homogeneidad del color.

Los zafiros y rubíes, ambos de la misma familia gemológica, los “corindones”, tiene en Ceylan y Birmania, respectivamente, sus orígenes más cotizadas, con un color azul intenso y un rojo sangre, “denominado sangre de pichón” o burmas, pudiendo combinarse con el blanco de los diamantes brillantes formando combinaciones especialmente bellas en la joyería.

Las piedras preciosas se completan con innumerables gemas, de todo tipo de naturaleza e origen, con una variedad muy amplia de colores colores, los que complementa perfecta a los diamantes en el diseño de joyas, destacando algunas muy conocidas como el Aguamarina, los cuarzos, Peridotos, Amatistas…….entre otras.

Tipos de piedras preciosas

 

ESMERALDA

La esmeralda, miembro más precioso de la familia de los berilos, está coloreada por restos de cromo y de vanadio. El nombre de la esmeralda se deriva de la antigua palabra persa, que nos llega a través del latín Smaragdus. La historia de la esmeralda es tan fascinante como voluminosa. Los antiguos la envidiaban por ser la piedra que simbolizaba el amor, el renacimiento y la eterna juventud. Debido a que el rico color verde de la esmeralda es el color de la primavera, esta piedra ha sido apreciada demandada desde hace más de 4000 años por diferentes culturas del mundo. Las primeras minas de esmeralda mencionadas en la historia fueron las famosas minas de Cleopatra, redescubiertas en el norte de Egipto en 1818. Estos antiguos yacimientos estaban ya agotados desde hacía mucho tiempo.

RUBÍ

El rubí ha sido la gema más valorada mundialmente durante cientos de años. Se dice que el rubí fue la piedra más preciosa de las doce que Dios hizo al crear todas las cosas. En la Biblia, Job dice que la sabiduría es más preciada   que los rubíes. En el antiguo idioma sánscrito el rubí es llamado ratnaraj, o rey de las piedras preciosas y ratnayaka, líder de las piedras preciosas semipreciosas. Entre una multitud de leyendas y extrañas creencias de antiguos tiempos, se pensaba que el portador de un rubí era bendecido con salud, riqueza y sabiduría y remarcable éxito en asuntos del corazón. Más adelante, adquiría la capacidad de vivir en paz con sus enemigos.

ZAFIRO

Cualquier color que tenga una piedra formada por Corodio que no sea el rojo, se le llama Zafiro. El color más cotizado de los Zafiros es el Azul intenso debido a su rareza y belleza. Es por eso que el zafiro sin adjetivo indica siempre tan sólo al corindón azul. Los distintos colores del zafiro se caracterizan actualmente mediante un calificativo, ej: zafiro verde, zafiro amarillo, zafiro anaranjado, etc. Al zafiro incoloro se le llama también leucozafiro. Como los zafiros también están formados por corodio el segundo material más duro de la tierra, también tiene 9 mohs de dureza al igual que el rubí. Lo que hace que el corodio tenga otro color que no sea el rojo es la mezcla de metales como hierro, titanio, y cromo. La incorporación  de agujas de rutilo da un brillo sedoso y en mayores cantidades efecto del ojo de gato o una estrella de seis puntas llamado zafiro estrella.

DIAMANTE

El nombre diamantes deriva del griego antiguo (adámas), «propio», «inalterable», «irrompible, indomable», «yo gobierno, yo domo». Sin embargo, se supone que los diamantes fueron reconocidos y minados por primera vez en la India, donde depósitos aluviales significativos de dicha piedra podrían haberse encontrado muchos siglos atrás a lo largo de los ríos Penner, Krishna y Godavari. Se considera probado que los diamantes han sido conocidos llevados  en la India desde hace al menos 3.000 años, y se conjetura que se conocieran hace ya 6.000 años.  Los diamantes han sido atesorados como gemas desde su uso como iconos religiosos en la antigua India. Su uso en herramientas de grabado también se remonta a la historia humana más temprana.  La popularidad de los diamantes brillantes ha ido creciendo desde el siglo XIX debido a su creciente suministro, mejores técnicas de corte y pulido, crecimiento en la economía mundial, y campañas de publicidad innovadoras y sorprendentes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies