Joyas de calidad

Navas Joyeros emite un certificado propio con cada una de las piezas que vende. Todas nuestras joyas antes de salir de nuestro taller, son visadas a través de un control de calidad, donde se revisan tres puntos fundamentales para una joya:

– La calidad de la montura (control de la ley del oro, revisión de la ausencia de rugosidades de superficie, poros y microporos y homogeneidad del color y rodiatura en el caso del oro blanco.

– Las características de las piedras (ausencia de rupturas o desviaciones de engaste y comprobación de las características del diamante, correspondiente a las ofertadas.).

– El engaste (verificación de la sujeción de la gema o diamante al oro de la montura)

Este control evita que las piezas salgan de fábrica con algún defecto. Y si llegara a haber alguna imperfección se corrige antes de que salgan del proceso de fabricación.

Cuando las joyas pasan este control de calidad se emite el “Certificado de Calidad”, que además de constituir la garantía de la pieza, es el documento acreditativo de las características propias de la joya, que la diferencian de las restantes.

 Este certificado de calidad queda incluido en un Registro de Calidad de Navas Joyeros que permite identificar la joya frente a otras similares.

Este “Certificado de Calidad” avala que las características de la pieza descritas en éste, son ciertas y fidedignas, y junto con su Garantía se te asegura que las piezas están libres de defectos de fabricación y que el quilataje del oro es de 18 quilates, que su color es totalmente homogéneo y que el terminado de la pieza es perfecto, es decir que no tiene aboyaduras, rayones, golpes o fisuras.

Si llevara diamantes (normalmente por encima del medio quilate) junto al Certificado de garantía de la joya, se puede entregar, -previo pago del cliente-, un Certificado individual del diamante expedido por los Laboratorios más prestigiosos a nivel mundial, donde se asegura que talla, peso, forma, color y pureza del diamante son los seleccionados.

Asi, todos nuestros diamantes de inversión están certificados (éste se incluye en el precio), por los laboratorios gemológicos de más prestigio: HRD, IGI y GIA. Sometiendo a los diamantes a un analisis exhaustivo realizado por expertos y a su emblistado o encapsulado, con blister de seguridad, donde figurará sus características, obtenemos un diamante no manipulable y definido en sus calidades de forma independiente por parte de estos Laboratorios.