¿Porque consideramos joyas a medida nuestros diseños en Platino, oro rosa y amarillo?

En nuestra joyería podrás encontrar una increíble variedad de diseños fabricados en oro de 18 quilates y platino y con los mejores diamantes y piedras preciosas de color. En la joyería actual, la amplia mayoría de las joyas se realizan en oro blanco, ya que resalta el brillo de los diamantes y su lustre es perfecto ya que no aporta color al diamante como sucede con el tono amarillo y rosa del metal.

Por ello la fabricación del oro en otras tonalidades como el rosa o amarillo, así como el platino, es mucho menor y responde más a criterios como las tendencias de moda, el darle a la joya un toque clásico o retro, o como ocurre con el platino darle a la pieza una mayor resistencia al uso cotidiano.

El oro amarillo, últimamente muy cutting edge “da a la joya un corte más clásico y tradicional”, ya que se asocia al color habitual de este metal precioso. El oro rosa, responde más a la originalidad y modernidad de la joya. Ambas producciones de joyería sin embargo, son mucho más reducidas y exclusivas que las de oro blanco por lo que en cuanto a su fabricación resulta menos habitual, ya que requiere de más tiempo para acumular las piezas necesarias para cerrar una fundición.

En las fundiciones es necesario un número determinado de piezas de cara a completar el árbol de fundición por lo que hasta no alcanzarlo, no puede llevarse a cabo la producción.

En cuanto al platino, es totalmente distinto. Su proceso de fabricación es muy diferente al del oro, requiriendo temperaturas, presiones y otras condiciones muy especiales. Es imposible realizar la fundición conjunta de piezas en diferentes tonos del oro de 18 quilates y mucho menos mezclarlo con platino. Sin embargo y pese a esta dificultad nos gusta en nuestra firma, Navas Joyeros, ofrecer a nuestros clientes todas las opciones para que pueda comprar esa joya que tanto desea. Además, cualquiera de las alternativas del color del oro de 18 quilates la podrás comprar al mismo precio.

Pese a ello, si debemos considerar que las joyas de oro de 1 ley en amarillo o rosa y en la opción de platino, son joyas personalizadas. Se trata de joyas específicamente fabricadas para cada cliente, puesta a medidas y con el quilataje solicitado. Como sabéis las joyas personalizadas o diseñadas especialmente para un cliente están sometidas en nuestras condiciones de compra a unas serie de medidas restrictivas para su devolución o modificación. Ya que su devolución produce una penalización del 20% del precio final del pedido.

El cambio de metal, es decir pasarlo de oro amarillo, a rosa o blanco o viceversa no llevará ningún tipo de penalización si se lleva a cabo en el plazo de 3 meses desde la recepción del pedido.

En el caso del platino al pagarse un sobreprecio por el más alto valor de este material, en caso de cambiarlo por el mismo modelo en oro, este se perderá.

Estamos seguros que no necesitarás de ningún cambio pero esta posibilidad te la ofrecemos de forma exclusiva, así como la primera puesta a medida gratuita, el envío ordinario de tu pedido sin coste o la garantía de por vida sobre defectos de fabricación y de engaste durante el primer año. Todas las joyas van acompañadas de su correspondiente certificado gemológico y por supuesto con el mejor precio de mercado.

 

No dejes de elegir el material precioso que deseas para tu joya, te lo ofrecemos con todas las ventajas y garantías exclusivas de nuestra firma.