El pendiente Saly, una solución para cada novia

¿Qué pendientes tengo que lucir el día de mi boda? Esa es la eterna pregunta que siempre se hará la novia, ya que el pendiente nupcial ocupa el puesto principal dentro de lo que a joyería bridal se refiere. Por esta razón, en Navas Joyeros queremos proponerte el pendiente Saly como una opción ideal para tu gran día.

Quizás su importancia resida en que ocupan un puesto protagonista en el rostro de la novia, y está, como sabemos es la actriz principal en lo que a la ceremonia se refiere.

 

Pendientes de diamantes modelo SALY

 

Pendiente Saly

El pendiente, y en este caso el pendiente Saly, debe adaptarse a la fisionomía del rostro de la novia, su personalidad y edad; y como no al estilo del traje de boda.

En este caso y dentro de la amplia gama de pendientes nupciales que te ofrecemos en la tienda online de Navas Joyeros -especialmente nuestra sección dedicada a joyería bridal-, queremos hablarte del pendiente Saly, de diamantes y confeccionado en Oro de 18 quilates.

El pendiente Saly responde a un bello y sencillo diseño de dormilona de chatón de oro y diamantes en talla brillante engastados en bisel.

Un pendiente corto que también puede convertirse en la base de un pendiente largo o de ceremonia, uniéndole con la ayuda de nuestros maestros joyeros un motivo.

 

Pendientes de diamantes modelo SALY

 

Tenemos en este bello diseño la posibilidad de elegir el tamaño de la pareja de diamantes de excelente calidad y talla brillante.

Si duda el pendiente Saly es muy cómodo de llevar, ya que por su diseño se adapta perfectamente a todo tipo de novia: joven o más madura, más alta o de estatura media o con un rostro más estilizado o redondeado.

Sobre todo, mantienen la elegancia y sobriedad en un diseño de corte clásico como es el bisel, pero con un toque de modernidad gracias al doble bisel.

No dudes en tener en cuenta todas las oportunidades, ventajas y garantías que te ofrecemos en Navas Joyeros a la hora de adquirir esa joya especial que hará de tu día, un día increíble.