5 secretos de una pulsera Riviere ideal

La pulsera Riviere es un clásico en el mundo de la alta joyería que se ha mantenido a la moda a lo largo de la historia. Ideal tanto como joya de pedida como pieza para lucir en el día a día, la pulsera Riviere, que traducido del francés significa río, destaca por sus diamantes y gemas situados uno tras otro. Así, da sentido al nombre que reciben, pues da la sensación de que se trata de un río de brillo y color.Estas pulseras han ido evolucionando, cambiando incluso su nombre, promocionado por las grandes firmas internacionales de joyería de prestigio, conociéndose también como pulseras tennis.

Ahora bien… ¿Quieres saber los 5 secretos que oculta una pulsera Riviere ideal?

  1. El cosido

El primero de los secretos se basa en lo que se conoce como cosido, la unión entre los distintos motivos que forman parte de la joya. Cada motivo es fabricado de forma independiente, uniéndose cada uno a través de maquinaria especializada, para que su ensamblaje sea preciso y perfecto.

En nuestras instalaciones contamos con esta maquinaria y con una red de profesionales pertinentes para su manejo. El cosido es fundamental para que la pulsera sea cómoda y se asiente bien en el brazo.

Para comprobar que el cosido ha sido realizado correctamente debe moverse la pulsera generando hondas y comprobando que las aperturas entre los motivos son iguales y uniformes.

  1. El engastado

El segundo secreto de las pulseras Riviere reside en el engastado. El engaste es un complejo y preciso trabajo donde se unen diamantes y piedras preciosas a la montura de la joya, realizado por expertos profesionales del engaste.

El engaste determina la belleza y el diseño de la pulsera Riviere. Son muchas las técnicas de engaste y la seleccionada será la que fijará el diseño de la pulsera. Si el proceso de engastado es perfecto entonces obtendremos el mayor de los brillos de las piedras preciosas.

  1. Selección de diamantes y piedras preciosas

El tercer secreto se fundamenta en la selección de los diamantes y las piedras preciosas. Piezas de alta joyería, como las pulseras Riviere, suponen un esfuerzo adicional en la selección por parte de los expertos, teniendo que igualar el tono en las gemas de color y al menos tres de las cuatro características de los diamantes: el color, la pureza o la talla. Una exhaustiva selección dará como resultado una pulsera Riviere bella, elegante y con un brillo uniforme.

  1. Cierre de la pulsera

El tercer secreto de las pulseras Riviere se centra en el cierre de la joya. Esto es un elemento esencial en la joya, ya que no solo nos aporta seguridad en su uso, sino que además forma parte del diseño.

Los cierres en las pulseras Riviere deben ser efectivos y cómodos, pero además tienen que estar a la altura de la belleza de una pieza de alta joyería.

En Navas Joyeros, todos nuestros sistemas de cierre en pulseras Riviere están integrados y llevan diamantes, dando continuidad a la propia pulsera. Además, si esta tiene un quilataje elevado, le sumamos externamente unos 8 de seguridad para asegurar que no se puede abrir accidentalmente.

  1. El precio

Por último, el quinto secreto es el precio. Sabemos que una Riviere es una joya de valor, pero si la adquirimos con el precio mínimo garantizado, sin descender un ápice la calidad, tal y como sucede en Navas Joyeros, entonces la compra será todo un éxito. Además, ahora con las rebajas estivales, el descuento en pulseras Riviere es muy atractivo.

Te ofrecemos estos cinco argumentos para adquirir la mejor pulsera Riviere, ¡ahora solo falta que te decidas por una!